Email

viernes, 6 de junio de 2014

Historia, mitos griegos y playas de ensueño.


La isla griega de Creta siempre se ha mostrado orgullosa de tener una identidad propia y una historia rica en la que se superponen helenos, bizantinos, piratas andalusíes, venecianos y otomanos. Aunque, como afirmaba el viajero y escritor inglés Patrick Leigh Fermor (1915-2011), «pese al orgullo insular de sus habitantes, al alejamiento de la tierra firme y a la idiosincrasia de sus dialectos y costumbres, la isla es el epítome de Grecia».
Creta es la esencia de Grecia, donde aún se ven mesas abiertas al visitante e invitaciones que no se pueden rechazar a tomar un vaso de rakí o tsikudiá (el aguardiente local), a comer un cabrito asado en espetón en medio de la calle o a sumergirse en los sabores puros de la tierra degustando la típica ensalada dakos, de tomates, aceite de oliva, pan seco y olivas, cubiertos con el queso de la isla, el mizithra.
La visita empieza en Heraklion, la antigua Candía, capital de la isla desde 1971 y cuna del pintor El Greco, del que se conmemoran 400 años de su fallecimiento. Son lugares imprescindibles el Museo de Arqueología, el puerto veneciano con sus imponentes astilleros del siglo XVI y los vestigios de la muralla que resistió el asedio otomano de1648 a 1669.
Otro atractivo de Heraklion es su cercanía al palacio de Cnosos (5 km). Recientes excavaciones han probado que Creta habría estado habitada hace 130.000 años, aunque su aparición en los anales de la Historia fue posterior, hacia el tercer milenio a.C. Es cuando surge la civilización minoica, que extendió sus dominios desde lujosos recintos como el de Cnosos (1900 a.C). Hoy es posible imaginar cómo lucía aquel palacio gracias a la restauración del británico Arthur Evans en 1900. Él creía que Cnosos era el laberinto donde el legendario rey Minos encerró a su terrible hijastro, el Minotauro, al que alimentaban con siete donceles y siete doncellas que cada año enviaban como tributo los territorios vasallos.Lo que es seguro es que los minoicos fueron hábiles artistas y que sus edificios estaban decorados con bellos frescos como los que se exhiben en el Museo Arqueológico de Heraklion.
Rethimno



Considerada la capital cultural de Creta, en la costa norte, posee un bonito y agradable puerto de origen veneciano.




Monasterio Arkadi
Este recinto ortodoxo del siglo XVI fue un destacado centro de ciencia y arte. Acogía una escuela y una biblioteca.


Cnosos
Detalle de las pinturas que decoran el Propileo Sur del palacio de Cnosos.



Chania
Rincón del barrio portuario de Chania, la antigua capital.





Playa de Elafonisi
Este tesoro de arena y aguas cristalinas es una visita ineludible en el sudoeste de la isla. Varios senderos conducen hasta ella.


Plakias
Restaurante frente al mar en la bahía de Plakias, en la costa sur.



Principales etapas
1 Heraklion. Es la capital cretense.
2 Rethimno. Su bastión veneciano alberga el Museo Arqueológico.
3 Chania. Ciudad marinera, tiene una fachada marítima llena de tabernas.
4 Elafonisi. Playa de arena rosada.







via:ng

Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...