Email

miércoles, 4 de junio de 2014

La Nube Smith una galaxia en miniatura que chocara con nuestra Via Lactea.



La Nube Smith es una nube gigante de hidrógeno que se encuentra en rumbo de colisión con la Vía Láctea. Si las leyes físicas se cumplieran, las nubes de alta velocidad como ésta deberían desintegrarse cuando chocan con los discos de las galaxias. Pero no es así, continúan intactas. Un grupo de científicos ha descubierto un campo magnético de fuerza en lo más profundo de Smith que sería la clave para explicar la pervivencia de estas nubes durante su caída meteórica.
Se calcula que la nube colisionará en 30 millones de años provocando el estallido de nuevas estrellas, sin embargo, los científicos aseguran que afortunadamente el fenómeno no afectará a los habitantes de la Tierra.
Señalan que la fuerza del campo magnético de Smith le permitirá sobrevivir al impacto contra nuestra galaxia.
La gran nube, que fue observado por el telescopio Karl G. Jansky Very Large Array, viaja a 150 km/s y es una nube de alta velocidad de hidrógeno gaseoso ubicada en la constelación Aquila.
Científicos indican que este es el segundo choque que la nube tiene contra la Vía Láctea, y que cuando estas se unan se generará un aro brillante de estrellas.


La nube de Smith es una nube de alta velocidad de hidrógeno gaseoso ubicada en la constelación Aquila en las coordenadas galácticas l = 39°, b = −13°. La nube fue descubierta en 1963 por Gail Bieger, cuyo apellido de soltera era Smith, una estudiante de astronomía en la Universidad de Leiden en los Países Bajos.
Aparentemente, la nube se está moviendo en dirección al disco de la Vía Láctea a 73 ± 26 kilómetros por segundo. Se espera que la nube de Smith se mezcle con la Vía Láctea a 27 millones de años en algún punto del brazo de Perseo. Los astrónomos creen que chocará con el disco de la Vía Láctea en un ángulo de 45°, y que su impacto podría producir una explosión de formación estelar o una supercapa de hidrógeno neutral.
Proyectando la trayectoria de la nube atrás en el tiempo, se estima que hubo pasado a través del disco de la Vía Láctea hace cerca de 70 millones de años. Para haber sobrevivido a su encuentro previo, se cree que está integrada dentro un halo de materia oscura masivo.4 El hecho de que sobreviviese a este previo encuentro significa que es probable que sea mucho más masiva de lo que se creyó anteriormente, y podría ser una candidata para ser una galaxia oscura.
Proyectando la trayectoria de la nube atrás en el tiempo, se estima que hubo pasado a través del disco de la Vía Láctea hace cerca de 70 millones de años. Para haber sobrevivido a su encuentro previo, se cree que está integrada dentro un halo de materia oscura masivo. El hecho de que sobreviviese a este previo encuentro significa que es probable que sea mucho más masiva de lo que se creyó anteriormente, y podría ser una candidata para ser una galaxia oscura.






La materia oscura es la cosa misteriosa que aparentemente representa alrededor de una cuarta parte de la masa y la energía del Universo. Y para una galaxia en miniatura, la materia oscura podría haber actuado como un salvavidas. Se llama Nube Smith. Los astrónomos creen que la nube es una galaxia enana que no fue suficiente para producir estrellas masivas. Hay muchos millones de años, la nube parece haber chocado con la Vía Láctea y más allá del disco de nuestra galaxia. Una nueva simulación por ordenador descubrió que esta pequeña galaxia debería haber sido completamente destruido. . El hecho de que él sobrevivió evidencia que está protegida - por un escudo de la materia oscura's informe será publicado en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society [Mateo Nichols et al. The Smith Nube y su halo de materia oscura: La supervivencia de el paso del disco galáctico ] La materia oscura arnés podría haber aislado las fuerzas gravitacionales Nube de Smith de la Vía Láctea. De no ser así, hubiera sido completamente destruida. A medida que la primera batalla con la Vía Láctea no era suficiente, la nube de Smith regresa para una revancha. Ella está de nuevo en curso de colisión con nuestra galaxia - y debe llegar a la Vía Láctea en unos 30 millones de años. Quizás los futuros astrónomos descubren si su cobertura de la materia oscura será suficiente para salvar una vez más. SA2jun2014 sciambr3jun2014.



Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...