Email

lunes, 4 de agosto de 2014

Sin cuerpo - no hay caso!

En Inglaterra ocurrió un caso extraordinario de crimen sin cuerpo que se conoce como “El milagro de Campden”. En la aldea de ese nombre vivía William Harrison, de 70 años. El 16 de agosto de 1660 desapareció. Sólo se descubrió su sombrero manchado de sangre. John Perry, un peón de Harrison, y sus hermanos, fueron culpados y ahorcados. Pero en 1663, Harrison apareció y contó una historia inverosímil, que fue secuestrado y vendido como esclavo en Turquía, país del que pudo escapar.
El caso de Campden alertó sobre una cosa: era mejor tener el cadáver delante de los ojos antes de condenar. Así se afianzó la creencia equivocada según la cual el cuerpo del delito es el cadáver de la víctima. 

La historia
En agosto de 1660, William Harrison, administrador de la finca a Bautista Hicks, partió a pie con el fin de cobrar el alquiler adeudado a su amo. Sin embargo, como no había regresado al anochecer, la esposa de Harrison, preocupada por su seguridad, despachó al siervo de Harrison, John Perry a buscarlo.
Al amanecer, sin embargo, ni Harrison ni su siervo había regresado. Cada vez más angustiada, la esposa de Harrison envió a su hijo, Edward Harrison, en la dirección de Charingworth para preguntar acerca de los movimientos de su padre la noche anterior. En el camino a Charingworth, Edward conoció a John Perry, que venía en dirección contraria. Al ser interrogado, John Perry dijo a Edward que su maestro, William Harrison, no estaba allí. Así, juntos se dirigieron a la cercana aldea de Ebrington. En Ebrington, se les dijo a uno de los inquilinos que el Sr. Harrison había llamado a su casa la noche anterior a su regreso de Charingworth. Edward Harrison y Perry procedieron a Paxford, donde fueron incapaces de encontrar cualquier noticia sobre el señor Harrison. En ese punto, que luego se dirigieron de nuevo hacia Chipping Campden.
En su camino de vuelta, llegaron a saber que habían encontrado un sombrero, camisa, cuello y peine en la carretera principal entre Ebrington y Campden. El sombrero, peine y el cuello de la camisa estaban cubiertos de sangre, de inmediato comenzaron a buscar en la zona, en el supuesto de que el señor Harrison había sido asesinado.
Al regresar a Campden, la noticia de este descubrimiento causó gran alarma; tanto es así, que los hombres, mujeres y niños del pueblo se encargaron de buscar el cuerpo. Mientras tanto, de vuelta en la casa de Harrison, su esposa ya angustiada ahora temía en gran medida por la seguridad de su marido.
Como el señor Harrison había sido enviado a recoger el dinero del alquiler, muchos ciudadanos empezaron a sospechar que John Perry había matado a su amo y robado el dinero. Perry fue llevado ante un juez de paz, quien le interrogó acerca de su maestro y por qué se había quedado toda la noche cuando se le envío a buscarlo. La versión de Perry de los acontecimientos fueron que después de que se le había enviado a reunirse con el Sr. Harrison, se dirigió hacia Charingworth, donde conoció a un hombre llamado William Reed. Reed le preguntó a dónde iba, a lo que respondió que él iba a Charingworth para buscar a su amo; pero como se estaba haciendo de noche tuvo miedo de seguir y se devolvio a Campden a buscar un caballo, perteneciente al hijo de su amo, Edward. 
A partir de ese momento, Perry dijo que él entró al gallinero de su amo y se había detenido allí hasta que el reloj de la iglesia había dado doce. Luego abandonó el gallinero y se dirigió de nuevo hacia Charingworth, pero se perdió en el camino debido a la densa niebla y termino de pasar el resto de la noche durmiendo bajo un seto.
La version de Perry fue cuestionada y luego fue puesto bajo custodia en Campden. Mientras que estaba detenido, Perry indicó finalmente, bajo tortura que si era llevado ante el juez de nuevo, iba a revelar alguna información nueva y vital con respecto al asesino de su maestro. En un posterior interrogatorio, Perry dijo que su amo había sido asesinado no por él, sino por su hermano y su madre, que había robado a Harrison el dinero del alquiler. 
La madre y el hermano de Perry también fueron interrogados, y luego los tres de ellos fueron juzgados y declarados culpables de matar a William Harrison para obtener el dinero de la renta. Unos días más tarde, John, Richard y Joan Perry fueron llevados a la cima de Broadway Hill, con vistas a Chipping Campden, donde fueron colgados hasta la muerte por sus supuestos delitos.
La primera persona en ser colgada fue Joan Perry, porque se pensaba que era una bruja y que había puesto un hechizo sobre sus hijos. Al lado de ella estaba Richard Perry, quien le rogó a su hermano, decir la verdad sobre la desaparición de William Harrison. Pero, finalmente fueron colgados ambos.

La Maravilla
El desaparecido William Harrison volvió a Chipping Campden dos años más tarde, alegando que había sido secuestrado por tres hombres vestidos de blanco a caballo. Luego fue llevado a Deal, en Kent, y fue puesto en un barco a Turquía; donde permaneció durante casi dos años, hasta escapar con un tazón de plata que se le había dado a él. Con el uso de este cuenco de plata, fue capaz de conseguir su pasaje de regreso a Inglaterra.

Es este precedente se convirtió en la base para el derecho legal de "sin cuerpo no hay caso."

Cuerpo del delito se llama a todos los elementos mediante los cuales se cometió un acto criminal y que permiten probarlo, evidenciando su existencia, pueden ser elementos materiales, huellas, rastros, o todo indicio que la criminalística pueda recoger.-
Constituye el conjunto de elementos materiales que permite al juez obtener certidumbre sobre la comisión de un delito y que debe relatar en su sentencia, bajo pena de nulidad.-
El cuerpo del delito es particular para cada uno de ellos, por ejemplo: la cosa robada, o el cuerpo de la víctima.-
Cuando nos referimos al “cuerpo del delito” generalmente se nos representa el cadáver del homicidio, pero no es así, puede condenarsed por homicidio sin cadáver, pues jurídicamente se entiende por cuerpo del delito en estos casos, probar el acto o las acciones de matar y comprende tres elementos: 
1) El Corpus Criminis:que es la cosa o persona objeto del crímen, 
2)Corpus Instrumentorum:es decir los medios utilizados para cometer el delito y 
3)Corpus Probatorium: todo rastro, vestigio, huella, etc. dejado por el criminal.-



Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...