Email

martes, 10 de marzo de 2015

Pompeya 24 de Agosto del año 79 d. C.




El 24 de Agosto del año 79 d. C. El día de la destrucción de Pompeya a través de una Webcam. Pompeya conocida en la antigua Roma como Pompeii, fue una de las ciudades romanas, localizada en la región de la Campania,en el golfo de Nápoles. Junto a ella también se estableció la ciudad de Herculano. Ambas eran ciudades prósperas que habían ido creciendo con los años junto a la ladera de lo que ellos llamban el Mons Vesubius y que en realidad era un volcán. Pudieron comprobar su error cuando entró en 24 de agosto del año 79 d.C.






La dramática destrucción de estas ciudades fue narrada por un testigo de la época, Plinio el Joven de 18 años,que junto con su tío Cayo Plinio Segundo, llamado el Viejo, pudo observar in situ como las cenizas terminaban con la vida de miles de personas.“Grandes llamas y vastos fuegos brotaron de diferentes puntos del monte Vesubio”, escribe

Hasta ese peligroso lugar se había traslado Plinio el Viejo, almirante naturalista, para satisfacer su curiosidad científica y ser testigo del terrible momento. Según cuentas las crónicas, zarpó hacia el golfo de Nápoles y atracó en Stabiae, desde donde tenía una espectacular panóramica del Vesubio en erupción. Su temeraria acción tuvo un final trágico y moría esa misma noche engullido por la nube tóxica junto a la playa, sin poder huir a tiempo.

Para los testigos que pudieron salvarse, aquel suceso parecía un castigo divino. Cuentan que la tierra temblaba con gran fuerza, el cielo se llenó de fuertes relámpagos y el mar era movido con tal fueza que podemos imaginar como un gran tsunami.

Sobre Pompeya fue acercándose una enorme nube de cenizas, gas tóxico y piedra pomez. No llegaban ríos de lava sino que el aire se convirtió en una gran masa gaseosa ardiente formada por piroclástos. El calor era insoportable y arrasaba todo lo que encontraba. Podemos saber que carbonizó a todo aquellos a los que logró atrapar por sus calles: hombres y animales. Avanzó lentamente hasta el puerto de Stabia donde logra extinguirse.

Podemos imaginarnos el horror. Los pompeyanos ya habían sufrido una serie de pequeños terremotos en días anteriores a los que no les dieron importancia

Según han podido comprobar estudiosos vulcanólgos, la erupción del 79 d.C pudo ser similar a unas 100.000 bombas atómicas como la de Hiroshima.

Todo comenzó después del mediodía con la expulsión de una columna de ceniza y piedra pomez que alcanzó los 20 kilómetros de altura.



Una hora después se inició la caída de ceniza y piedrecitas ligeras, estas fueron creando capas cada vez más gruesas sobre el suelo y los tejados. La erupción continuó así durante horas y hacia las seis de la tarde, los techos se hunde bajo la presión del material volcánico.

Sin salida, los pompeyanos intentan escapar de la ciudad pero muchos quedaron atrapados en sus propias casas. Aquellos que no lograron huir fueron descubiertos cerca de las puertas de la ciudad.

A las ocho de la mañana del día 28, se produjo una enorme nube piroclástica de cenizas y piedras incandescentes. Las ciudades de Pompeya y Herculano quedaron sepultadas bajo ellas.

Pudieron morir 2.000 personas en Pompeya. Hasta la fecha se han encontrado 1.150 cuerpos conseguidos gracias a la técnica de inyectar yeso en la cavidad que dejaron sus cenizas petrificadas al descomponerse.









Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...