Email

martes, 21 de junio de 2016

Belleza de las novias de la India y sus decoraciones fabulosas.


Belleza de novias de la India y sus decoraciones fabulosas

Leyenda de los indios acerca de la creación de la mujer

Así hizo a la mujer y se la entregó al hombre como su compañera. El señor después de crear al hombre y sin tener ningún material sólido para construir a la mujer, tomó un puñado de ingredientes delicados y contradictorios: Timidez y osadía, celos y ternura, pasión y odio, paciencia y ansiedad, alegría y tristeza.
Después de una semana, el hombre regresó y le dijo:
Señor, la criatura que usted me dio, hace infeliz mi vida. Ella habla sin cesar y me atormenta de tal manera que no tengo tiempo para descansar. Ella insiste en que le de atención todo el día…y así desperdicio mis horas. Ella llora por cualquier motivo y se enoja. Vine a devolverla porque no puedo vivir con ella.
Al cabo de una semana, el hombre volvió pronunciando estas palabras:
– Señor, ¡mi vida está tan vacía desde que le devolví a aquella criatura! Siempre pienso en ella, recuerdo como danzaba y cantaba, cuan graciosa era, como me miraba, como conversaba conmigo y como se acercaba. Era tan agradable verla, acariciarla. Me gustaba escucharla reír, por favor, démela.
– Está bien, dijo el creador y se la entregó.
Pasaron tres días y el hombre retornó visiblemente alterado.
– Señor, no consigo explicar que me pasa. Después de todas estas experiencias con esta criatura llegué a la conclusión de que ella me causa más problemas que placer. ¡Tómela! Se la devuelvo, no logro vivir con ella.
El creador le respondió:
– Pero tampoco logras vivir sin ella.
El Creador le dio la espalda al hombre y prosiguió con las tareas que había interrumpido por atenderlo.
El hombre desesperado le dijo:
– No se que hacer. No puedo vivir con ella pero tampoco puedo hacerlo sin ella.
El creador le contestó serenamente:
– Creí que lo habías descubierto. El amor es un sentimiento que aprende. Es tensión y satisfacción. Es deseo y hostilidad. Es alegría y dolor. Cada sentimiento no existe sin el otro. La felicidad es apenas una parte integrante del amor. Esto es lo que debes aprender. El sufrimiento también pertenece al amor. Este es el gran misterio del amor. Es su belleza y su carga. En todo esfuerzo que se realiza para aprenderlo es preciso considerar siempre la entrega y el sacrificio al lado de la satisfacción y la alegría. Cada persona tendrá que renunciar a alguna cosa para poseer o ganar alguna otra. Tendrá quizás que desembolsar para obtener un bien mayor y mejor para su felicidad.
El Creador hizo un alto y continuó:
– Es como plantar un árbol frente a una ventana. Se gana la sombra pero se pierde el paisaje. Se cambia el silencio por el gorjeo de los pájaros al amanecer. Es necesario pensar en esto cuando nos disponemos a encarar el aprendizaje del amor.


Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...