Email

jueves, 18 de agosto de 2016

Representante de Corea del Norte ganó el oro gimnasia, pero sin el menor signo de alegría.



El rostro pétreo de Ri Se-Gwang en el podio no admitía el menor signo de alegría. El gimnasta, con toda la apostura marcial a su alcance, saludó los acordes del himno norcoreano bajo los habituales rigores. Un saludo militar para recibir el oro en el ejercicio de salto, el primero en gimnasia para su país desde Barcelona 92. La imagen de Ri no dejó a nadie indiferente en el Arena Olímpica de Río.

Ri Se-Gwang, 31 años, natural de Pyongyang, tomaba de este modo el relevo de Pae Gil-Su, campeón olímpico hace más de dos décadas en caballo con arcos. Los años de Kim Jong-Il, padre del actual presidente. Unos tiempos muy similares a los actuales en el país más hermético del mundo, donde cualquier actividad individual se suspende en favor del culto al líder.

"La medalla no significa absolutamente nada para mí. Es un regalo que le hago a mi país.














Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...