Email

martes, 16 de agosto de 2016

Teoría de la estupidez

Gráfico del comportamiento humano según Cipolla, 


En la década de 1970, el economista italiano Carlo M. Cipolla escribió el ensayo "Las leyes fundamentales de la estupidez humana."

Cipolla exploró el controvertido tema de la estupidez formulando su famosa Teoría de la Estupidez, expresada por primera vez en su ingenioso panfleto de 1988 titulado Allegro ma non troppo.

En este escrito Cipolla desarrolla una visión de la gente estúpida como un grupo más poderoso que grandes organizaciones como la Mafia, el Complejo Militar Industrial (MIC), o la Internacional Comunista. El grupo de los estúpidos, sin reglamentaciones, líderes o manifiestos, consigue ejercer un gran efecto con una coordinación increíble.

Leyes fundamentales de la estupidez:

Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.

La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona.

Una persona es estúpida si causa daño a otras personas o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.

Las personas no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.

Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

Por deducción, de la tercera ley, Cipolla identifica dos factores a considerar cuando se explora la conducta humana:

Beneficios y pérdidas que un individuo se causa a sí mismo

Beneficios y pérdidas que un individuo causa a los otros

Creando un gráfico en el que se coloca el primer factor en el eje x y el segundo en el eje y se pueden obtener cuatro grupos de individuos:

(1)-INTELIGENTES: benefician a los demás y a sí mismos.

(2)-INCAUTOS o desgraciados: benefician a los demás y se perjudican a sí mismos.

(3)-ESTÚPIDOS: perjudican a los demás y a sí mismos.

(4)-MALVADOS o bandidos: perjudican a los demás y se benefician a sí mismos.

Para Cipolla, desde el punto de vista estrictamente económico y utilitarista, un Malvado es preferible a un Estúpido, puesto que las actividades del malvado a la postre significan que algunos bienes cambian de manos, mientras que las actividades de los estúpidos no presuponen beneficio para nadie.

Esta línea de pensamiento está relacionada con las reflexiones del economista británico del siglo XIX Jeremy Bentham (1748-1832), el primero en intentar cuantificar la utilidad que reportan a la sociedad las acciones de los gobiernos que las dirigen.


Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...