Email

jueves, 29 de septiembre de 2016

En esta escuela, el castigo fue sustituido por la meditación, y los resultados son impresionantes!



Robert Coleman School en Baltimore (Maryland, EE.UU.) es diferente de muchas escuelas. "¿Por qué?" Es muy sencillo: se ha decidido alejarse de la práctica de dejar de castigar por infracciones. En su lugar, se remplaza con algo más interesante.




En lugar de castigar a los niños disruptivos o enviarlos a la oficina del director, la escuela de Baltimore tiene algo que se llama la Habitación del Momento Consciente. El lugar está lleno de luces, decoraciones y almohadas de felpa de color púrpura en donde se anima a los niños que portan mal a sentarse y ejercitar prácticas como la respiración o la meditación, lo que los ayuda a calmarse y volver a centrarse.

La meditación consciente ha existido de una forma u otra desde hace miles de años, pero recientemente, la ciencia ha empezado a analizar sus efectos en nuestras mentes y cuerpos, y se ha encontrado con algunos efectos interesantes. Un estudio, por ejemplo, sugiere que la meditación consciente podría darle a soldados una especie de armadura mental contra las emociones perturbadoras, y también puede mejorar la memoria. Otra estudio sugiere que la meditación consciente podría mejorar la capacidad de atención de una persona y su enfoque. Incluso, se ha convertido en parte importante de ciertas terapias psicológicas con bastante éxito.

La sala de meditación fue creado en asociación con la Fundación Vida Holística, una organización sin fines de lucro local de Baltimore que también ejecuta otros programas. Desde hace más de 10 años la fundación ha estado ofreciendo el programa Yo Holístico, donde los niños de preescolar hasta el quinto grado practican ejercicios de conciencia y yoga. Los niños pueden llegar incluso a multiplicar sus conocimientos en casa. De acuerdo con el co-fundador de la asociación, Andrés González: “Hemos tenido padres que nos dicen, ‘llegué estresada a la casa el otro día, y mi hija me dijo, oye, mamá, es necesario que te sientes. Necesito enseñarte a respirar.'”

El programa también ayuda a enseñarles sobre el medio ambiente: ayudan a limpiar los parques locales, construir jardines, y visitar las granjas cercanas. Incluso enseñan a los niños a ser maestros, dejándolos dirigir las sesiones.




Esta parte del programa a los niños se les enseña a practicar ejercicios de meditación y respiración para prepararlos, para luego hablar con los psicólogos infantiles.



El programa se lleva a cabo en colaboración con la Fundaciones sin fines de lucro. Los resultados son impresionantes.



Desde su lanzamiento hace dos años, el programa de ningún estudiante no ha sido suspendido de la escuela.





Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...