Email

martes, 6 de diciembre de 2016

La Explosión de Halifax Canadá.



La Explosión de Halifax es como se le denomina al desastre ocurrido el 6 de diciembre de 1917 en el puerto de Halifax, en Nueva Escocia (Canadá), provocado por el choque entre el buque de carga francés SS Mont-Blanc (cargado de explosivos de guerra) y el barco de vapor noruego SS Imo. El incidente causó la muerte de alrededor de 2000 personas, 9000 quedaron heridas y provocó daños en toda la ciudad.

El 6 de diciembre de 1917 a eso de las 7:30 am, el buque carguero francés SS Mont-Blanc dejó su lugar de anclaje fuera de la bocana del puerto de Halifax para unirse a un convoy que se estaba formando en otro puerto cercano en la bahía Bedford Basin, donde se formaba todos los convoyes antes de salir ya rumbo a Europa. Estaba cargado con 2300 toneladas de ácido pícrico húmedo y seco, 200 de trinitrotolueno, 10 de algodón de pólvora y 35 de benceno, una mezcla altamente explosiva, estibada en cubierta.

Al mismo tiempo el barco de vapor noruego SS Imo, salía de Bedford Basin con destino a Nueva York, para cargar alimentos hacia Bélgica, que viajaría solo por lo rápido que era para la época esta embarcación fue forzada a trasladarse a un extremo del canal, seguramente por ir demasiado rápido, por lo que hizo contacto visual con el buque francés a ¾ de milla (unos 1.350 metros aproximadamente).

El buque noruego estaba en un curso de intercepción, por lo que el capitán del Mont-Blanc llevo su embarcación hacia la costa de Dartmouth, reduciendo su velocidad al mínimo para tener dirección y alrededor de 2 minutos más tarde ordenó parar las máquinas.

Alrededor de las 8:40 a. m., al no dar paso el Imo, el Mont-Blanc trató de cambiar su rumbo para que ambos buques se cruzaran por su estribor, pero fue demasiado tarde para esa maniobra y la proa del barco noruego se empotró contra el buque carguero abriéndole un socavón en estribor de unas dimensiones considerables, de inmediato y debido al golpe el benceno se inflamó y empezó a arder, conscientes del peligro y sin tener aparatos anti-incendios a bordo, intentaron hundir el barco pero ya era tarde, se avecinaba una catástrofe sin igual, abandonaron el barco y remaron para dar aviso a todos lo que pudieran, el Mont-Blanc ya a la deriva se acercaba al muelle número 9 y la zona comercial y financiera de Halifax. El incendio duró 20 minutos, atrayendo a varias personas curiosas del espectáculo, sin tener conciencia del peligro, y al poco tiempo a las 9:04 haría explosión el Mont-Blanc.

No quedo ni un solo trozo del buque al lado del muelle donde habia terminado su viaje. Los fragmentos llovieron en el area circundante, atravesando edificios con bastante fuerza como para quedar enterrados donde cayeron.

Unos 1.630 hogares quedaron completamente destruídos, muchos por incendios que se desparramaron inmediatamente luego de la explosion; 12.000 casas quedaron dañadas, 6.000 personas sin refugio. No quedo casi ningun vidrio sano en Halifax y Dartmouth. La cuenta de fallecidos ascendio a mas de 1.900, unos 250 cuerpos no fueron nunca identificados, muchas victimas nunca fueron halladas. Los hospitales trataron mas de 4.000 casos y medicos privados muchos cientos mas. Iglesias, casas de familias, colegios, fábricas, muelles y buques fueron destruidos en la explosion.

El suburbio de Richmond, densamente poblado con estructuras antiguas de madera, fue literalmente volado del mapa; la explosion fue oída a 60 millas en Truro. Casas, edificios de oficinas, gente y animales fueron volados hacia el cielo en el instante de la gran concusión. El Imo fué sacado del agua y tirado en la costa en Dartmouth.

Vagones de ferrocarril fueron volados a una distancia de dos millas. Dos tercios de todas las tripulaciones de cada buque en el puerto fueron muertos en forma instantánea.

Mas de 500 niños estaban en sus salones de clase en el momento de la explosion y sólo 10 sobrevivieron al caerse los colegios como castillos de naipes. Todos los niños y cuidadores del Orfanato Protestante de Dartmouth murieron.

En el límite del distrito de Richmond estaba el antiguo y resplandeciente hotel Queen´s. En su entrada estaba M. Soyn un ewmpleado de la firma Maple Leaf Lumber Co. que fue torado de su silla por la explosion y escucho gritos histericos de aquellos que habian estado esperando raides aéreos trans-atlñanticos por parte d elos alemanes "son los zepelines, son los zepelines!!".

Un telegrafista a 4 millas del desastre fue muerto en su lugar por un trozo de hierro. Solo quedo en pie una linea de telegrafo por la cual pedir ayuda y el unioc operador quedo en su puesto hasta que le avisaron que su esposa se estaba muriendo. Poir supuesto hubo docenas de casos heroicos y de rescates valientes.

Muchos edificios historicos desaparecieron. El incendio tomo fuerza momentos despues de la explosion, en ambas orillas ayudados por las empinadas colinas. No habia un departamento de bomberos para combatirlos y simplemente se extiguieron solos. La columna de humo se elevo a 12.000 pies hacia el cielo y se podia ver desde 40 millas de distancia.

Al tiempo que miles de heridos trataban de salir de Richmond y Halifax (mas de 8.000 estaban heridos de un modo u otro) todos los restaurantes abrieron sus cocinas, dando comida gratis a los sobrevivientes y rescatadores. Las farmacias regalaban las medicinas, los gerentes dieron dias libres a los empleados para ayudar en el desastre. De un dia para el otro Halifax  fue conocida como la "Ciudad de los Camaradas" (aunque en podos dias esto se modifico, entrando en un frenesí de aumentos de precios y extorsiones.

Pero antes que sus fuegos se apagaran ya estaba llegando la ayuda de todos lados. Fue uno de los mas grandes momentos de compasion que haya tenido el continente y pronto Halifax pudo comenzar el trabajo de reconstruccion.





Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...