Email

martes, 7 de agosto de 2018

La plaza de la Independencia de Concepción.



La plaza de la Independencia es la plaza de Armas de la ciudad chilena de Concepción. Es considerada el núcleo de toda la ciudad por su relevancia histórica-social.
Se ubica en el cuadrante formado por las avenidas O'Higgins, Aníbal Pinto, Barros Arana y Caupolicán.
Es la única plaza de la independencia en Chile que se denomina de esa manera, y su nombre se debe a que es el lugar en donde Bernardo O'Higgins realizó la declaración solemne de la independencia chilena.
La Plaza actual nació con el traslado de la ciudad en 1752, luego del terremoto y maremoto que destruyó la ciudad en su antiguo asentamiento en la actual comuna de Penco, donde Pedro de Valdivia fundó inicialmente Concepción, el 5 de octubre de 1550.
El objetivo de la plaza sería ser el núcleo de la urbe. Alrededor de la plaza se construirían los edificios administrativos de la ciudad. La plaza, en la época colonial, fue siempre un lugar de reunión social donde los habitantes acostumbraban a charlar sobre la contingencia de la ciudad.
El 1 de enero de 1818 en la plaza de Armas, Bernardo O'Higgins habría realizado una declaración solemne de la independencia chilena. Esta declaración fue jurada por O'Higgins ante su ejército en la que se señalaba, entre otras cosas, que Chile era un país libre y soberano, y no una provincia insurgente. Desde ese momento, la Plaza de Armas de Concepción pasó a llamarse plaza de la Independencia, y gozó de gran relevancia histórica-social a nivel nacional.[cita requerida]
A mediados del siglo XIX, se decidió remodelar completamente la plaza. Esta tarea se le encomendó al ingeniero Pascual Binimelis, que proyectó un gran monumento que iría al centro de la plaza, rodeado de jardines, y que sostendría la estatua de la diosa Ceres, símbolo de la fertilidad agrícola.1​ De la gran columna nacen cuatro imponentes faroles de hierro, y en la base cuatro sirenas soplan sus caracolas que surten de agua a la fuente.
Esta obra fue fundida en Liverpool, Inglaterra, bajo la dirección de Augusto Bleuze. Una de las curiosidades que hace única a esta pileta en Chile tiene que ver con el escudo nacional que lleva impreso, ya que no lleva el tradicional huemul del símbolo patrio chileno, sino que en su lugar existe un caballo. Esto se debe a que el encargado de realizar la pileta, al mirar el diseño que le enviaron, no conocía al huemul, por lo que concluyó erróneamente que se trataba de un caballo. El estanque de agua que rodea a la pileta fue esculpido en piedra rosada por Alejandro Strange, en San Rosendo. El nuevo monumento y la renovada Plaza de la Independencia fue reinaugurada en abril de 1856.2​
Entre 2004 y 2005 la plaza volvió a renovarse, incluyéndose en ella estacionamientos subterráneos.

Entorno

La plaza de la Independencia se encuentra rodeada de edificios de relevancia histórica y cultural. Entre ellos se encuentra la Catedral de la Santísima Concepción, sede de la Arquidiócesis de Concepción, el Teatro Universidad de Concepción, la Casa Central de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, la Intendencia Regional y el Centro Español.
Además, a unos pasos de la plaza se encuentra el Paseo Peatonal Alonso de Ercilla y Zúñiga y el Bulevar Barros Arana, que recorren el centro de la ciudad.



Corría mediados del 1800 cuando las autoridades comunales de Concepción iniciaron un ambicioso plan de embellecimiento de la ciudad, que ya daba luces de su transformación en un polo de la industria y el comercio en el sur del país.

Dicho plan, encabezado por el entonces director de Obras Municipal, Pascual Binimelis, contemplaba nada menos que la construcción de la Intendencia Regional, el Palacio de Tribunales de Justicia, la Catedral y una nueva fuente para la Plaza Independencia que estaría adornada por un monumento a la diosa Ceres.

No era casualidad la elección de Ceres, hija de Saturno y Ops en la mitología romana, que recorrió con Baco los campos enseñando a los hombres cultivar la tierra. Y es que precisamente en esa época la agricultura jugaba un rol principal en la economía de la zona.

Según consta en el libro “Historia de Concepción” de Fernando Campos Harriet, fue el propio destacado ingeniero urbanista Binimelis quien dibujó y proyectó el hermoso monumento en cuyo centro destaca una columna de bronce con la diosa de la agricultura en la cúspide.

“La ejecución de esta columna fue encargada a Inglaterra, y fundida en bronce en Liverpool bajo la dirección del artista belga Augusto Bleuze. Se la colocó por fin rodeada de una bonita pila construida en una piedra rosada, hermosísima, traída de las canteras de San Rosendo, inaugurándose en abril de 1856″, señala el texto.

No obstante su belleza, al llegar a nuestra ciudad se descubrió un insólito error en el escudo nacional: el tradicional huemul había sido reemplazado por un caballo.

Resignadas, las autoridades de la época autorizaron su instalación, esperanzados de que el error pasara lo más desapercibido posible.

El origen del error
Según explica el doctor en historia y académico de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, y miembro correspondiente en Concepción de la Academia Chilena de Historia, Andrés Medina Aravena, sólo al desembarcar la obra de arte quedó al descubierto el error.

En contacto con BioBioChile, el profesor Medina explica que la equivocación habría pasado porque en Inglaterra no se conocía al huemul, por lo que al revisar el croquis decidieron adaptar el escudo con un caballo, quedando el registro y la anécdota hasta la actualidad.

El “usurpador” en otros lugares de Chile
Pero el caso de la diosa Ceres de Concepción no es el único en nuestro país, con casos tan emblemáticos como fácilmente comprobables.

Y es así como el famoso caballo aparece también en el monumento a los Héroes de Iquique en la Plaza Sotomayor de Valparaíso, que data de 1886 y cuyos escultores fueron los franceses Pierre Puech y Maillar.

Dicha “pifia histórica” también afecta el escudo que se encuentra al interior del Teatro Municipal de Santiago, en el Carruaje Presidencial que era utilizado generalmente en la Parada Militar y cuando el mandatario de la época acudía al Congreso.

Incluso, hay registros del “usurpador” en sellos oficiales entre 1839 y 1879, como los que lucen documentos del general Manuel Baquedano y que actualmente son conservados en el Museo del Carmen del Templo Votivo de Maipú, según publica el portal gubernamental “Chile es tuyo”.
Fuente:Biobio.cl








1910.

Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...