Email

martes, 14 de junio de 2016

Debido a la contaminación lumínica alrededor de un tercio de la humanidad no puede ver la Vía LácteA



La Vía Láctea es invisible para más de una tercera parte de la humanidad, incluyendo al 60 por ciento de los europeos y el 80 por ciento de los habitantes de América del Norte, se indicó hoy en un nuevo atlas mundial de contaminación lumínica.
"La contaminación lumínica ya no es sólo un problema de los astrónomos profesionales", indicaron investigadores de Italia, Alemania, Estados Unidos e Israel en un documento publicado en la revista estadounidense Science Advances.
"Es una profunda alteración de una experiencia humana fundamental: la oportunidad de cada persona de ver el cielo nocturno y de reflexionar con respecto a él", indicaron.
El nuevo atlas, basado en datos satelitales de alta resolución y mediciones precisas de la brillantez del cielo, documenta un mundo que en muchos sitios está inundado de luz.
El país con mayor contaminación lumínica es Singapur, en donde la totalidad de la población no experimenta nunca condiciones parecidas a la verdadera noche, indica el atlas.
En Europa occidental sólo quedan algunas áreas reducidas de cielo nocturno relativamente sin afectaciones sobre todo en Escocia, Suecia, Noruega y partes de España y Austria.
Por otra parte, los países y las poblaciones menos afectados por la contaminación lumínica son Chad, República Centroafricana y Madagascar en donde más de tres cuartas partes de la población vive bajo cielos nocturnos limpios y negros como la tinta.
Los investigadores examinaron de manera específica los países del G20 y encontraron que en términos de superficie, Italia y República de Corea son los más contaminados y Canadá y Australia los menos contaminados.
Los habitantes de la India y de Alemania son los que más probabilidades tienen de ver la Vía Láctea desde sus casas, mientras que quienes viven en Arabia Saudí y República de Corea son los que menos probabilidades tienen de lograrlo.
Además, cerca de la mitad de Estados Unidos tiene noches contaminadas por la luz a pesar de los enormes espacios abiertos del oeste estadounidense.
En general, más del 80 por ciento de los habitantes de la Tierra viven bajo cielos afectados por la contaminación lumínica.
La contaminación lumínica hace más que privar a los seres humanos de la posibilidad de mirar el cielo nocturno para reflexionar.
La luz artificial puede confundir o exponer a insectos, aves y tortugas marinas, lo cual con frecuencia tiene consecuencias fatales, señala el estudio.


Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...