Email

viernes, 13 de julio de 2018

¿Como este joven entrenador de 25 años mantuvo a 12 niños tranquilos, en una cueva por nueve días y en absoluta oscuridad?

Ahora que la tragedia con los niños atrapados en una cueva inundada en el norte de Tailandia es una historia con un final feliz, es hora de escribir sobre un entrenador que estaba en la cueva con los niños.

Su nombre es Ekapol Chantavong , un joven de 25 años.

Cuando tenía 12 años, toda la familia murió en una epidemia y quedo huerfano. Ekapol se fue a vivir a un monasterio budista. Después de 10 años regresó al asentamiento para cuidar a su anciana abuela, y se estableció como asistente de entrenador de fútbol en un pequeño colegio.

A fines de junio de este año, 12 niños de este club participaron en una caminata, y Ekapol estuvo con ellos como acompañante.

Cuando el equipo estaba en camino, comenso una fuerte lluvia, lo que los llevo a refugiarse en en las cuevas, pronto todo se inundó y se cortó el camino a la salida, Ekapol y los chicos estaban en la más absoluta oscuridad, con una muy pequeña reserva de comida y bebida y el oxígeno rápidamente se agotaba en la cueva estrecha, llena hasta la mitad con agua. Las lluvia monsonicas aumentaban cada dia, lo que elevaba el nivel del agua en las cuevas, no habia ni una posibilidad de que fueran encontrados y salvados.

En esta posición, el entrenador y los niños con edades comprendidas entre los 11 y 16 años pasados 9 días!
¿Cómo se las arreglaron para sobrevivir y no volverse locos?

Ekapol inmediatamente dividió correctamente toda la comida y el agua para que fuera suficiente durante el mayor tiempo posible. El fue el comió al menos, los médicos dijeron que estaba en un estado deplorable de agotamiento.

Para reducir el nivel de estrés y evitar el pánico en los niños, Ekapol les enseñó a meditar.

Las largas prácticas de meditación, que él había tenido en el monasterio budista no fueron en vano. Cuando los buzos británicos, después de 9 días de búsqueda desesperada, encontraron el equipo, los niños estaban sentados en las rocas y meditando en silencio. Esta foto fue tremenda, a pesar de no estar conscientes de la cantidad de tiempo que pasaron en la cueva, y qué hora del día o día de la semana era, ninguno de los niños lloro o entró en pánico, todos estaban muy serenos y tranquilos. La meditación le ayudó a ahorrar algo de energía (para salvar a los niños tuvieron que superar un 4 km nadando a través de los estrechos pasajes de cuevas con visibilidad cero, y 4-5 horas de trabajo físico duro), la salud mental, en condiciones de estrés severo y escaso oxígeno en la cueva. Al comienzo de la operación de rescate, la concentración de CO2 se acercó a los niveles críticos.

Ekapol se convirtió en el héroe de todo el mundo budista. Su imagen como un personaje de anime meditando con una docena de jabalíes en sus manos se hizo muy popular. Y la meditación como método para combatir la depresión, el estrés y los ataques de pánico recibió una publicidad muy potente.




Apoya por favor es sitio y difundelo, gracias.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...